Carlo Maria Martini, autor del mes

2845
0
Comparte:
Carlo Maria Martini

Carlo Maria Martini, nació en Orbassano (Turín) en 1927.

En 1944 ingresó en la Compañía de Jesús y a los 25 años de edad fue ordenado sacerdote.

Estudió Filosofía y Teología, materia en la que se doctoró en 1958 en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Continuó sus estudios en el Pontificio Instituto Bíblico. Fue profesor y posteriormente rector de este Instituto Bíblico, desempeñando este trabajo durante años hasta que en 1978 fue llamado a dirigir la Pontificia Universidad Gregoriana, fundada por San Ignacio de Loyola, considerada como el centro intelectual de más prestigio de la Iglesia.

Era experto en la crítica textual del Nuevo Testamento y había estudiado los papiros que contienen el texto griego de los Evangelios. Obtuvo varios doctorados y además dominaba distintos idiomas además del latín, griego y hebreo.

El Papa Juan Pablo II, en 1979 lo nombra titular de la Archidiócesis de Milán. Y posteriormente, lo nombró cardenal.

Desde la sede milanesa potenció el diálogo entre ateos y creyentes y entre las distintas religiones.

Participó en numerosas asambleas del Sínodo de los Obispos. Fue miembro de la Secretaría del Sínodo de los Obispos para muchos mandatos diferentes.

Premio Príncipe de Asturias

Fue presidente del Consejo de las Conferencias Episcopales Europeas de 1987 a 1993. En el 2000 recibió el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

Fijó su residencia en Jerusalén en 2002. Regresó a Italia en 2008 concretamente al Aloisianum, casa de estudios de los jesuitas en Gallarate, cerca de Milán por el agravamiento de su enfermedad de Parkinson que padecía desde años atrás. Falleció en 2012 a los 85 años.

Tuvo una importante actividad académica e investigadora, publicó muchos libros y artículos.

Sus escritos son numerosos: van desde la investigación de la exégesis bíblica, publicación de las conferencias y ponencias, escritos pastorales, transcripciones de meditaciones dadas a retiros y ejercicios espirituales.

Entre ellos vamos a destacar los siguientes:

1.- “El Evangelio de María”. Ed. Sal Terrae:

Nos invita en este libro a afrontar, con María y como María, nuestro camino, siempre marcado por el misterio del amor de Dios, tanto en las alegrías como en los momentos difíciles.

Se recogen siete “meditaciones marianas”, que nos ayuda a recorrer el camino de María. Sus reflexiones parten de la Palabra y nos hacen mirar a María como aquella en quien se ha realizado la síntesis entre la Palabra de Dios y experiencia humana. La Palabra, que se engendra en María, es la misma que nos indica también a nosotros la dirección del corazón.

El Evangelio de María

2.- “Discípulos del Resucitado”. Ed. PPC:

Estas reflexiones sobre las celebraciones del tiempo de Pascua pretende ser un instrumento para abrirnos a este acontecimiento, así como nos ofrece materia de meditación espiritual para acercarnos con más atención y conciencia a los sacramentos para que el misterio entre en la vida del cristiano.

Estas reflexiones giran sustancialmente en torno a tres temas principales: la Eucaristía, la Pascua de resurrección y Pentecostés. A través de su meditación sobre la liturgia y Palabra, trata de ser ayuda para cada cristiano, de modo que cuide la propia llamada personal y esté abierto a la obra del Espíritu Santo.

Los discípulos del resucitado

3.- “Sólo Dios basta”. Ed. Verbo Divino:

Este libro nos traslada a la escucha del magisterio espiritual de Teresa de Jesús y Juan de la Cruz, en Ávila y Segovia, dos grupos de sacerdotes se ponen a la escucha de estos magisterios para meditar sobre un tema muy concreto como es la oración del Pastor.

Partiendo de varias reflexiones sobre la oración personal, analizó algunas situaciones de la oración, sus posibles deformaciones y la oración de intercesión.

Solo Dios basta

4.- “Pequeño manual de la esperanza”. Ed. San Pablo:

Este libro es una recopilación de escritos, meditaciones, homilías que tienen en común la llamada a la esperanza y confianza en Dios frente a las circunstancias del tiempo presente (cataclismos, guerras…). Nos habla al corazón de los creyentes y de los no creyentes, recordando que el mismo Jesús insta a no dejarse vencer por el miedo y afianzando la certeza de que Dios vendrá en su ayuda.

El libro afronta sin prejuicios los dilemas de la fe cristiana, ensalza el valor de la vida y nos recuerda que la esperanza es capaz de vencer la fugacidad del tiempo, enseñándonos a vivir “nuestra verdad frente a nosotros mismos”.

Pequeño manual de la esperanza

5.- “La vocación en la Biblia”. Ed. Sígueme:

La vocación es ante todo un acontecimiento personal. La mejor forma de conocer el sentido de la llamada que el Señor dirige a una persona consiste en comprenderla a la luz de su Palabra. De hecho, la Palabra no sólo nutre cada vocación, sino que es su territorio natural, como atestiguan las historias de Abrahán, Moisés…
Al contemplar la riqueza y variedad de las distintas vocaciones, el creyente tiene la posibilidad de discernir los elementos que caracterizan la llamada de Dios y de reconocerlos en su propia historia de salvación.


La vocación en la Biblia

Para conocer más libros de Carlo María Martini: Librería Virtual Paulinas

Escrito por: Mercedes Roldán.

Comparte:

Dejar una respuesta

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar